Gestión de síntomas

Esta es una enfermedad crónica y difícil de tratar, pero debemos aspirar a tenerla estabilizada, evitando entrar en el círculo vicioso de manifestaciones-estrés, que nos puede llevar a la desesperación. 

Pueden agravar los síntomas

- Alimentos y especias picantes, comidas y bebidas muy calientes.

- Bebidas alcohólicas, estimulantes, tabaco.

- Vapores al cocinar, en la ducha...

- Cambios brucos de temperatura.

- Aspectos psicológicos como estrés, agobios, obsesiones...

Pueden aliviar los síntomas

- Fotoprotección solar a diario, reaplicando periódicamente.

- Equilibrar la función barrera de la piel.

- Mantener un buen estado de ánimo y la mente ocupada.

- Acudir a profesionales especialistas para un diagnóstico y tratamiento adecuado y personalizado.

dolor icono copia.png

Dolor

inflamación_icono.png

Inflamación

ardor 2 icono.png

Ardor

flushing2 icono.png

Flushing

capilares 2 icono.png

Telangiectasias o cuperosis 

picor icono.png

Picor

sequedad icono.png

Sequedad

acne icono.png

Pápulas / Pústulas

deshidratacion icono.png

Deshidratación

ocular icono.png

Trastornos oculares

fimatosa icono.png

Nariz bulbusa y enrojecida

eruccion copia.png

Erupciones cutáneas

Higiene

- Con agua tibia.

- Evitar roces, fricciones y tejidos ásperos. Usa muselinas suaves.

- Secar a toques.

- Mantener el cuidado y limpieza en tu rutina cotidiana.

Ocio

- Practica deporte regularmente con una intensidad adecuada.

- Respeta las horas de sueño y el tiempo de descanso.

- Intenta mantener la hidratación.

- Asimila que los cambios climáticos no se pueden controlar.